Misión, visión y valores

Union ciudades

Para la Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas la innovación y la sostenibilidad han de convertirse en elementos indispensables en la búsqueda de soluciones originales para los problemas de la ciudadanía de forma que el intercambio de ideas y buenas prácticas contribuyan a que los gobiernos de las ciudades capitales sean capaces de afrontar los importantes retos a los que se enfrentan en los próximos años.

Misión

Fundada en octubre de 1982, la UCCI es una organización internacional de carácter municipal cuyo fin primordial es lograr la definición de un ámbito que constituya un modelo de convivencia pacífica y de desarrollo solidario, así como la consolidación de una conciencia que permita el mejor entendimiento y la cooperación entre los pueblos del ámbito iberoamericano.

La UCCI, precursora en casi diez años de las posteriores Cumbres de Jefes de Estado y de Gobierno de los países iberoamericanos, obtuvo el 25 de enero de 1989 la condición de miembro con Estatus Consultivo del Consejo Económico y Social (ECOSOC) de la Organización de las Naciones Unidas.

El artículo primero de los estatutos de la UCCI establece que su fin primordial es el de trabajar por la convivencia pacífica, el desarrollo solidario, el entendimiento y la cooperación de los pueblos del ámbito iberoamericano.

Estos cuatro elementos definidos en 1982 se pueden traducir hoy como paz en las ciudades, solidaridad con los más vulnerables, entendimiento entre los ciudadanos y cooperación entre los ayuntamientos, convirtiéndose así en los principios básicos sobre los que girará la actuación de la UCCI.

Visión

La UCCI cree en ciudades que convivan en tolerancia, haciendo de la libertad de la persona, la democracia y la solidaridad elementos esenciales de la gestión pública.
Somos una entidad pionera en materia de cooperación técnica municipal que cuenta con casi cuatro décadas de trabajo continuo y especializado lo que le ha permitido atesorar un patrimonio de conocimiento y saber hacer propio, único y exclusivo en el ámbito europeo e iberoamericano, al mismo tiempo que convertirse en un referente a escala regional y global.

Como organización internacional de carácter municipal, la UCCI ha participado y participa activamente en los procesos de construcción y desarrollo de las agendas internacionales.

En este sentido, la Declaración de los DDHH de 1948, la Agenda 2030 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible complementada con otras agendas internacionales como puede ser la Nueva Agenda Urbana Mundial (Hábitat III), la Agenda 21 de la Cultura, o el Marco de Sendai están presentes en su programación, especialmente en las acciones que ponen énfasis en una serie de elementos que se consideran potenciadores del desarrollo sostenible con un enfoque transformador como son la lucha contra el cambio climático, la necesidad de fomentar la inversión y el comercio, la consolidación de la democracia y la defensa del Estado de Derecho y de los Derechos Humanos.

Valores

La dignidad de la persona, el compromiso con la justicia social, así como con la igualdad de oportunidades para todos los ciudadanos y la solidaridad con los más vulnerables, son valores que inspiran la actuación de la UCCI.

La acción política municipal está subordinada a la moral. No todo está permitido en política, es necesario asumir valores y principios éticos a partir de los cuáles los municipios de las ciudades asociadas a la UCCI desarrollen su actividad.

La defensa de la democracia, como única forma de gobierno capaz de hacer compatible todos estos valores, en especial con la dignidad de la persona, se corresponde plenamente con esta visión.

Partiendo de estos valores y principios éticos, las ciudades capitales iberoamericanas han de ser capaces de fortalecer y renovar el vínculo de confianza entre representantes y representados, trabajando para la mejora de la calidad democrática. Además, los principios de eficacia y eficiencia han de ser señas de identidad de la gestión municipal, como también han de serlo la transparencia, la cercanía a los ciudadanos y la rendición de cuentas.

Las ciudades asociadas a la UCCI son elementos claves para la cohesión territorial y la convivencia democrática en sus respectivos países. Su tamaño y posición como ciudades capitales condicionan la vida pública general y sirven de espejo y referente para el conjunto de la sociedad de sus naciones. Por ello, los valores comunes que propugna la UCCI como inspiradores de la vida municipal, cobran una importancia especial. En este sentido, las corporaciones locales deben trabajar para profundizar en la democracia, ser ejemplares en sus decisiones y ofrecer soluciones a los problemas inmediatos de los ciudadanos.

Los gobiernos locales iberoamericanos tienen que ser entidades modernas e innovadoras, con una administración municipal cercana y sencilla para el ciudadano. Juegan un papel de suma importancia por su cercanía al ciudadano en su día a día, por ello, han de poner a las personas en el centro de sus políticas teniendo como objetivo último el de satisfacer sus necesidades reales y prestarles servicios públicos excelentes.

Los modelos de colaboración público-privado, con especial atención en la mejora de la calidad y eficiencia en la actuación de la administración, son una fórmula de interés. También la participación y colaboración de entidades de iniciativa social pueden ser facilitadoras en la prestación de servicios sociales.

Por último, y no por ello menos importante, como señalan los estatutos de la UCCI, la búsqueda del entendimiento es uno de los pilares fundamentales imprescindibles para comprender lo que la Unión es desde su origen. En este sentido, la riqueza que representa la existencia de un vínculo tan poderoso como es la de que el de que 29 ciudades de 24 países cuenten con dos lenguas como son el español y el portugués es una base sólida sobre la que cimentar esa aspiración estatutaria.

Los gobiernos locales iberoamericanos tienen que ser entidades modernas e innovadoras, con una administración municipal cercana y sencilla para el ciudadano. Juegan un papel de suma importancia por su cercanía al ciudadano en su día a día, por ello, han de poner a las personas en el centro de sus políticas teniendo como objetivo último el de satisfacer sus necesidades reales y prestarles servicios públicos excelentes.

Otras entidades presentes en el municipio procedentes de la sociedad civil, del sector empresarial y de la comunidad científica y universitaria cuentan con un alto potencial en materia de innovación por lo que han de hacerse partícipes en la vida municipal como aliados de la administración local.

“Nos sentimos especialmente orgullosos de ser la capital de Iberoamérica en Europa. Una capital que reúne a hermanos de ambos lados del océano.”

Ir al contenido