NOTICIAS

[:es]Bogotá lanza una campaña para evitar que la Semana Santa sea una tragedia medioambiental[:]

[:es]ANCI/ La Alcaldía de Bogotá ha lanzado una campaña de sensibilización medioambiental para evitar que en la celebración del Domingo de Ramos se utilicen las palmas de cera y de vino para la elaboración de los adornos florales típicos del festejo, una actividad que tradicionalmente acarrea una tala indiscriminada de este árbol autóctono.
El uso de estas palmas, hábitat de una especie de ave protegida y en riesgo de extinción como el loro orejiamarillo, “atenta gravemente contra el medioambiente”, recuerda el gobierno local, que propone sustituirlas en los arreglos florales por cáscaras de mazorca y plantas sembradas en viveros. En ese sentido, la Alcaldía ya ha repartido 500 de las 14.000 plantas cultivadas en viveros que se distribuirán entre la ciudadanía en Semana Santa.
Esta iniciativa de sensibilización en defensa de la flora y la fauna autóctona se desarrolla el concepto de que se puede ayudar a la naturaleza sin dejar de lado las tradiciones. “Lo que queremos es que la comunidad entienda que pueden realizar sus actividades religiosas sin dañar la naturaleza y que estas plantas las pueden remplazar por la palma de areca, la millonaria y palo de agua”, subrayó el subsecretario de Ambiente de Bogotá, Carlos Puerta, en declaraciones recogidas en la web de la Alcaldía de la capital colombiana.
Casi tres toneladas de palmas silvestres incautadas
En la Semana Santa del año pasado se incautaron alrededor de tres toneladas de palmas silvestres. Las autoridades recuerdan que el tráfico ilegal de este árbol y el incumplimiento de las normativas ambientales supone penas de cárcel de entre 48 y 108 meses y multas de hasta 5.000 salarios mínimos legales mensuales, es decir, 3.600 millones de pesos (alrededor de 1,2 millones de dólares). ANCI[:]

Noticias relacionadas

Share This
Ir al contenido