NOTICIAS

La Paz promulga una ley para "resguardar los derechos de las trabajadoras sexuales y demandar calidad en los espacios donde ejercen"

Madrid-La Paz, 2 de enero de 2018 (ANCI/AMN).- La Ley Municipal Autonómica que regula los establecimientos en los que se ejerce el trabajo sexual, que fue promulgada por el alcalde de La Paz y presidente de Mercociudades, Luis Revilla, el 27 de diciembre de 2018 contempla la adecuación de espacios, seguridad y ampara los derechos de estas personas, informó el concejal de Soberanía y Libertad, Fabián Siñani.

“Dentro de las condiciones mínimas que se establecen no solo están las que tienen que ver con la higiene y una mejor ventilación, sino aquellas que tienen que ver con la seguridad de las trabajadoras sexuales como los timbres de seguridad. Esto para mencionar los aspectos más importantes”, señaló el concejal.

El legislador aclaró que antes de la nueva ley, existía un vacío normativo que no contemplaba los derechos humanos de las trabajadoras sexuales. Algunas de las normas con las que se contaba datan de principios del siglo XX y estaban referidas a los espacios donde se ejerce el trabajo sexual en las afueras de la ciudad.

“Tenían una mirada con un corte prejuicioso y sesgado de las cosas. Estas normas no se abocaban a la persona que realiza esta actividad”, señaló.

Siñani aseguró que si bien la nueva ley habla de espacios e infraestructura, se está haciendo énfasis en la persona que desarrolla estas actividades. “Por ejemplo, hay un capítulo especialmente referido a la forma en que los operativos de control deben operar para garantizar que durante la realización de los mismos, no se cometan abusos, excesos u atropellos”, agregó.

El concejal señala que esta nueva ley puede ser motivo de una normativa nacional que, de definirse, adoptaría una línea de las corrientes que existen en el mundo. Entre ellas las que son más permisivas y las que son prohibitivas, señala la Alcaldía de La Paz en un comunicado.

Siñani indicó que la norma fue puesta en conocimiento de las tres organizaciones más representativas de las trabajadoras sexuales: OMESPRO, ONAEM y OTN. Reconoció que estas no aglutinan al total del colectivo, sin embargo, se coordinaron con ellas y se contemplaron sus demandas.

“También se convocaron a instituciones públicas y no públicas que tienen que ver con la temática. Entre las públicas, se convocaron a talleres al Ministerio de Justicia, al Defensor del Pueblo, la Cámara de Diputados y senadores. En el caso de instituciones no públicas participaron ONGs”, añadió.

Indicó que entre los aspectos que todavía no están reglamentados por parte del Ejecutivo local resaltan los procedimientos para obtener la autorización de funcionamiento, las oficinas encargadas y los pasos que se tienen que seguir.

“Establece la ley que tienen que garantizarse la reserva de la identidad de las trabajadoras sexuales. Este es otro aspecto importante que tiene que estar claramente determinado en la reglamentación, principalmente se trata de esto, de los procedimientos”, aseveró.

“Las que van a sentir los beneficios van a ser las propias trabajadoras sexuales y esto como sociedad nos tiene que satisfacer porque en la medida en que los grupos vulnerables mejoren sus condiciones y se respeten sus derechos, como comunidad y sociedad deberíamos estar contentos”, finalizó Siñani.

A partir de la promulgación se determinan 60 días para la elaboración de la reglamentación. Concluida la reglamentación y aprobada por decreto municipal, tienen seis meses las trabajadoras sexuales auto gestionadas para adecuar sus espacios. AMN

Noticias relacionadas

Share This
Ir al contenido