NOTICIAS

México y España, más de seis décadas de ‘relaciones florales’

Rosas para México y orquídeas para España. Son ya seis décadas de ‘relaciones florales’ entre sendos países iberoamericanos, de que las primeras flores de los rosales del parque de El Retiro vuelen hacia la Ciudad de México a principios de junio, de que las orquídeas mexicanas aterricen en España en octubre.

Esta tradición surge en 1954. Es en este año cuando el alcalde de Madrid, José María Finat, en plena gira iberoamericana, queda aislado en el aeropuerto de la ciudad de México por no disponer de la cuantía requerida como depósito para entrar al país, con el que no se mantenían relaciones diplomáticas.

“En aquel momento los aviones no eran diarios, como hoy, volaban solo los lunes, miércoles y viernes. A veces ni se llenaban”, recuerda Miguel Ángel Tascón, el representante de Fraternidad Iberoamericana en España, la organización mediadora en estas relaciones florales. En este escenario, Finat parecía condenado a pasar al menos un día en el aeropuerto mexicano. Sin embargo, el rumor de que el alcalde de la capital española estaba en esa tesitura activó a los mexicanos y españoles que conformaban la Fraternidad Iberoamericana de aquella época, entre los que se encontraban Mario Moreno ‘Cantinflas’ o Agustín Lara, quienes pagaron el depósito.

Rosas_caminoGracias a este gesto, el alcalde madrileño pasó de la espera en el aeropuerto a las calles de la Ciudad de México y, concretamente, a la Basílica dedicada a la virgen de Guadalupe. Tras esta visita, como gesto de agradecimiento, Finat prometió enviar las primeras rosas del parque de El Retiro a dicha Basílica, gesto que “aún hoy sigue emocionando a quienes lo reciben”, asegura Tascón desde el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas desde el que partieron este 1 de junio las rosas para ser ofrecidas en este primer fin de semana de junio.

Desde ese día quedó instaurada la tradición de mandar esas primeras rosas junto a cartas que, como las del alcalde Enrique Tierno Galván, “emocionaban”, recuerda Tascón.  Tras 60 años de historia, esta tradición superó su origen y es, hoy, para quienes la conocen, una muestra de cariño y fraternidad entre ellos.

Un nuevo capítulo

Nuevamente, durante el primer fin de semana de junio, las primeras rosas del parque de El Retiro llegaron a la Basílica dedicada a la virgen de Guadalupe, gracias a la Fraternidad Iberoamericana. Siguiendo la tradición, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, envió, junto a estas flores, una carta cargada de sus “mejores deseos de éxito y felicidad” y donde reconoció los “lazos amistosos, históricos, culturales y solidarios que nos unen”. La misiva fue leída por el director general de la Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas, Antonio Zurita.

Cobertura prensa:
Excélsior México

Noticias relacionadas

Share This
Ir al contenido