NOTICIAS

Ayudas económicas a cambio de entregar las armas, la iniciativa de Ciudad de México para fomentar la cultura de paz

Madrid, 22 de enero de 2019 (ANCI).- Para disminuir la incidencia de accidentes fatales en los hogares y contribuir a promover la cultura de la no violencia entre los habitantes de la capital del país, el Gobierno de la Ciudad de México implementa la acción institucional denominada “Sí al desarme, sí a la paz”, que consiste en canjear armas de fuego -de manera voluntaria y anónima- por ayudas económicas.

La  jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum,  afirmó en la inauguración de la primera jornada de desarme que el objetivo es “lo más humanista que puede haber” ya que la violencia debe combatirse con acceso a derechos y con mejores oportunidades para mejorar la calidad de vida de la población.

“En realidad, es mucho más arriesgado tener un arma en el hogar que lo que genera de beneficios; y esta es una construcción para la paz. No importa cuál es el origen del arma, no importa ninguna situación, de manera anónima se intercambia el arma por recursos económicos, de tal manera que vayamos desarmando a la Ciudad de México”, reiteró.

Sheinbaum explicó que se contempla un presupuesto de 20 millones de pesos mexicanos (alrededor de 917.000 euros) a través de canje de armas de fuego por apoyos económicos de acuerdo a su tipo y que se esperan recaudar cinco mil armas de fuego en las 16 Alcaldías.

La jefa de Gobierno destacó la coordinación de las acciones con la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) para que el proceso siga adecuadamente toda la normativa, las herramientas y personal necesario para la destrucción de las armas que se recaben en los módulos de canje.

La regidora señaló que también se involucró en el desarme voluntario a las diversas iglesias de la capital, ya que “a ellas se acercan muchas personas y eso permitirá” que desde los centros religiosos les puedan “orientar para el correcto desarrollo” del programa.

En su intervención, la secretaria de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez, aseguró que las armas de fuego “no son juguetes, sino que representan una amenaza a la vida y a la tranquilidad todos los habitantes en la Ciudad de México”. “Quienes participen en el programa podrán acudir a los centros de canje con la seguridad de que no habrá investigación sobre el origen de las armas y que su identidad estará protegida”, puntualizó. ANCI

 
 

Noticias relacionadas

Share This
Ir al contenido