NOTICIAS

“Madrid Central”, nueva zona de bajas emisiones para luchar contra la contaminación

Madrid, 20 de diciembre de 2018 (ANCI).- En el marco de su estrategia para reducir la contaminación en la ciudad, el Ayuntamiento de Madrid ha establecido un área de bajas emisiones en el centro de la urbe al cual solo podrán acceder aquellos vehículos más respetuosos con el medioambiente.

La medida favorecerá al peatón, la bicicleta y el transporte público, que ganarán en protagonismo y espacio. Este objetivo se concreta a través de, por ejemplo, la reforma de algunas arterias principales de la ciudad, que han ensanchado sus aceras y disminuido el número de carriles para los vehículos. “El distrito Centro se convertirá en un pulmón para la ciudad en pleno corazón de Madrid”, destaca el consistorio en un comunicado.

“Madrid Central” ocupa 472 hectáreas y en su interior no hay calles de libre circulación, salvo algunos viales para permitir determinadas incorporaciones, algo que prevé eliminar el tráfico de paso por el centro de la ciudad.

Los residentes, personas con movilidad reducida y servicios de seguridad y emergencias podrán acceder con sus vehículos a la zona. También se ha previsto una serie de excepciones, moratorias y horarios para algunos colectivos por su función o características. Para los vehículos que no cuenten con excepciones o moratorias se les aplicarán una serie de criterios generales de acceso.

Madrid Central_Plano con logo

Beneficios medioambientales esperados

En la zona de “Madrid Central”, la más concurrida de la capital española, se evitará un 37 % de los kilómetros recorridos y un 40 % de las emisiones de dióxido de nitrógeno (NO2), “un contaminante que afecta a la salud y cuyos niveles incumplen la normativa desde 2010”, detalla el Ayuntamiento.

“Pero el beneficio de Madrid Central no es solo un aire más limpio, sino que también supondrá menos ruido y la liberación de espacio público para dar el protagonismo a las personas que viven y visitan el distrito en un entorno más acogedor y saludable”, agrega el consistorio.

Esta reducción de emisiones en la zona más congestionada de Madrid disminuirá significativamente la contaminación de toda la ciudad. Además, “Madrid Central” y el resto de medidas del “Plan A de Calidad del Aire y Cambio Climático” –iniciativa en la que se encuadra “Madrid Central”- fomentan la renovación progresiva de los vehículos que circulan por la ciudad, por lo que la reducción de emisiones contaminantes se hará extensiva a toda ella y a la corona metropolitana.

De acuerdo con el estudio realizado por el Ayuntamiento, el conjunto de medidas del Plan A logrará una reducción media del 23 % de la contaminación por dióxido de nitrógeno (NO2) en toda la ciudad.

Protocolo de Alta Contaminación

Además de “Madrid Central”, otra de las medidas iniciadas por el Ayuntamiento para luchar contra la polución en la ciudad es el “Protocolo de Alta Contaminación”, una estrategia que aplica una serie de restricciones al tráfico en función de los niveles de emisiones que se registren en la urbe.

Una vez superado alguno de los niveles establecidos en función de las concentraciones de dióxido de nitrógeno y si la previsión meteorológica es desfavorable en lo que a contaminación atmosférica se refiere (es decir, la atmósfera de la ciudad no permite una correcta ventilación debido a una situación de estabilidad), se considerará iniciado un episodio de contaminación.

Teniendo en cuenta los valores alcanzados así como la persistencia de las superaciones, se han establecido cinco escenarios de actuación, los cuales incluyen medidas informativas, de recomendación y de promoción del transporte público.

protocolo_web_08102018

Noticias relacionadas

Share This
Ir al contenido