NOTICIAS

La Paz presenta en el II Foro sobre violencias urbanas su Modelo Sistémico de Atención a Víctimas de Violencia

Madrid, 6 de noviembre de 2018 (ANCI).- Rosemary Acarapi, secretaria municipal de Desarrollo Social de La Paz ha sido la encargada de presentar el Modelo Sistémico de Atención a Víctimas de Violencia de La Paz en el II Foro mundial sobre violencias urbanas y educación para la convivencia y la paz, que explica para ANCI en esta entrevista.
¿Qué tipo de violencia es el más habitual en la ciudad y cuál es el perfil de las víctimas?
En el Municipio de La Paz hay dos tipologías principales de violencia: la agresión sexual a niños, adolescentes y mujeres y la agresión psicológica. Al menos 8 de cada 10 mujeres han recibido algún tipo de violencia y 9 de cada 10 niños han sufrido algún tipo de violencia, sobre todo psicológica, ya sea en el colegio o en su casa.
¿Cuáles son los principios que rigen vuestro Modelo Sistémico de Atención a Víctimas de la Violencia?
El Modelo lo han desarrollado profesionales con valores sólidos de responsabilidad, empatía, respeto y buen trato. Esto es lo que posibilita que podamos atender y restituir los derechos a las víctimas de la violencia. La responsabilidad es uno de los pilares más importantes para poder iniciar los procesos y finalizarlos ante instancias jurisdiccionales.
¿Cuál crees que es el valor diferencial de este modelo?
Ver la integralidad del ser humano y su entorno es muy importante. Nosotros no vemos a la víctima como un ser único, sino que vemos al niño, niña, adolescente o mujer y a su entorno. Eso es muy importante, porque si no trabajamos, si no incidimos en su entorno próximo, inmediato, la violencia puede volver, el agresor va a estar. No sirve detenerlo en las cárceles o alejarlo, porque va a volver. El reto más grande que tenemos en el Municipio de La Paz es trabajar también con el agresor también. Ahora nos estamos centrando muchísimo en la víctima, pero en 2019 también vamos a trabajar con el agresor porque si no, volverá a otro núcleo.
¿Cuántas personas trabajan en el equipo y cuál es el perfil profesional?
La Dirección de Defensorías Municipales tiene ahora 170 funcionarios entre educadoras, personal de servicio, conductores… En temas de prevención tenemos alrededor de 40 personas más y unos 150 voluntarios.
¿Cuántas personas han atendido en los últimos años?
Hasta hoy, en la gestión 2018 en el Albergue Integral para Mujeres Víctimas de Violencia y sus dependientes tenemos 139 y creemos que finalizaremos esta gestión con 150. El año pasado hubo 170 beneficiarias y en 2016 con unas 100. Las cifras no pasan de las 200 por año pero van subiendo. Esto nos preocupa pero también nos anima porque sabemos que cada día más mujeres toman la decisión de denunciar y romper el círculo de la violencia.
¿Cómo se lleva a cabo el proceso de coordinación con otras instancias públicas y privadas?
Es importante mencionar esto, porque al tener unos recursos limitados para atender esta problemática, tenemos una cohesión con la Secretaría de Desarrollo Económico que a través de sus centros de formación técnica nos permiten tener espacios para estas mujeres que deseen realizar otro tipo de emprendimientos y formarse. La empresa privada principalmente nos ayuda a poder ubicar fuentes laborales para estas mujeres, fundamentalmente en las áreas de costuras y de ventas. Nosotros nos centramos en darles unas pautas básicas y unas herramientas mínimas que les permitan a estas mujeres poder empezar a realizar estos trabajos. Esperamos tener una alianza con la academia para que estas mujeres, si toman la decisión, puedan formalizar sus estudios y empezar a tener nuevos horizontes.
¿Cómo se da a conocer a las potenciales víctimas este tipo de servicios?
A través de las redes sociales, conferencias de prensa vamos difundiendo nuestros servicios. Tenemos unos impresos que distribuimos en diferentes eventos, reuniones, talleres y ferias. También tenemos otros productos, como por ejemplo almanaques en los que el mensaje no es “no a la violencia” sino “tú vales mucho” en los que aparece la línea gratuita 156, una línea de emergencia que nos permite rescatar, asistir a las víctimas de violencia en el momento en que tomen la decisión, principalmente las mujeres. Y en el caso de niños, niñas y adolescentes esta línea también se activa de manera inmediata para poder ir al rescate de los menores y emprender acciones de oficio que la ley nos manda. Estos son los instrumentos y también el boca a boca, que una mujer transmita a otra sus derechos, que no puede seguir en ese círculo de violencia. Esto ayuda muchísimo para que acudan a nuestros servicios integrales legales municipales. ANCI

Noticias relacionadas

Share This
Ir al contenido