NOTICIAS

[:es]Los Gobiernos locales euro-latinoamericanos plantean la necesidad de establecer alianzas más efectivas para reivindicar “el derecho a la ciudad”[:]

[:es]Madrid, 19 de septiembre de 2018 (ANCI).- Las ciudades reclaman un mayor peso en el escenario político internacional a través de las alianzas estratégicas entre los gobiernos locales. Esta fue una de las conclusiones del 10º Taller AL-LAs, “Alianzas locales para retos globales”, que se celebró en Madrid a principios de septiembre y que forma parte de las actividades conjuntas que llevan a cabo AL-LAs (alianza de ciudades y gobiernos locales de América Latina y Europa impulsada por la Ciudad de México) y la Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas (UCCI), con el apoyo la Fundación Unión Europea-América Latina y el Caribe (Fundación EU-LAC).
El Taller, concebido como un espacio de diálogo birregional de gobiernos locales de América Latina y Europa, se organizó en torno a tres ejes de discusión: Nuevas alianzas de ciudades. Respuestas locales a los desafíos globales; Alianzas entre ciudades para el abordaje de asuntos birregionales EU-LAC, y Alianzas para la innovación en las ciudades.
Eje 1: Nuevas alianzas de ciudades. Respuestas locales a los desafíos globales
El objetivo de las discusiones en el marco de este eje fue analizar el potencial de las alianzas de gobiernos locales como instrumentos de articulación de demandas, agendas e incidencia política de los gobiernos locales.
El debate estuvo  centrado en la aparición de nuevas alianzas entre ciudades y su potencial frente a las redes institucionalizadas de gobiernos locales. Las alianzas tienen la ventaja de estar orientadas a temas específicos, pero con la mirada puesta en los desafíos globales, son organizaciones muy flexibles y que no requieren una gran estructura. Además, están muy enfocadas en la incidencia política y exigen un alto grado de compromiso por parte de sus integrantes. Las redes, por su parte, aportan estabilidad y continuidad al trabajo conjunto, ya que se ven menos afectadas por los cambios de gobierno. En este sentido, se recordó que las redes pueden ser las promotoras de nuevas alianzas.
Eje 2: Alianzas entre ciudades para el abordaje de asuntos birregionales EU-LAC
El objetivo planteado en este eje fue reflexionar sobre la posibilidad de construir una agenda birregional de gobiernos locales euro-latinoamericanos, las dificultades para hacerlo y la necesidad de identificar los mecanismos, actores e instrumentos más adecuados para ello.
Los participantes se preguntaron si, ante la multiplicidad de redes existentes, es realmente necesario construir una nueva agenda birregional.
En el ámbito específico de la región iberoamericana y de sus relaciones con Europa, se constató la ausencia (y atomización) de interlocutores claros para establecer alianzas y proyectos comunes. Otra de las dificultades apuntadas es la existencia de múltiples agendas, lo que genera cierta dispersión.
Aunque no hubo una posición clara sobre si es necesario o no crear una nueva agenda específica de gobiernos locales, durante el Taller se alcanzó un relativo consenso sobre la necesidad de una Agenda Birregional que utilice los recursos disponibles (financiación, partenariados, etc.).
Algunos participantes pusieron en valor el papel de la Coordinación Latinoamericana de Autoridades Locales (CORDIAL) como “interlocutor deseable”, capaz de articular una red eficaz entre Iberoamérica y la Unión Europea que trabaje para hacer realidad, con una dotación presupuestaria adecuada, los objetivos marcados en la Nueva Agenda Urbana, en el marco de la Agenda 2030.
Según se puso de manifiesto, CORDIAL podría ser el instrumento más eficaz para recuperar la significación de las relaciones Iberoamérica-Unión Europea y alinear las acciones con los recursos disponibles.
Antonio Zurita, director general de Acción Internacional y Ciudadanía Global del Ayuntamiento de Madrid, destacó el avance que ha supuesto CORDIAL, aunque también recordó que es necesario trabajar en la definición de sus objetivos y acciones, al tiempo que reconoció la “fragilidad de la unidad del municipalismo latinoamericano”.
Eje 3: Alianzas para la innovación en las ciudades
El tercer y último eje del 10º Taller AL-LAs celebrado en Madrid se planteó el objetivo de explorar la potencialidad de la innovación como terreno desde el que dinamizar el diálogo birregional y la trasferencia de experiencias piloto exitosas.
Los participantes resaltaron la importancia de la voluntad política para avanzar en este tipo de procesos y su continuidad en el tiempo. Además, se planteó la necesidad de generar una mayor articulación entre la innovación en políticas públicas y la innovación social, en particular para promover que los prototipos desarrollados principalmente en los laboratorios de innovación ciudadana tengan impacto en la reducción de la desigualdad social. Para ello, será necesario fomentar un ecosistema de innovación constante y de intercambio a través del trabajo en red y la cocreación.
Repaso a las experiencias más destacadas
Además de los debates sobre el presente y el futuro de alianzas entre ciudades, durante el 10º Taller de aprendizaje AL-LAs se presentaron algunas experiencias del trabajo realizado por distintas alianzas y plataformas en los últimos años.
Vicente Domingo, del Ayuntamiento de Valencia, destacó la experiencia positiva que supuso el Pacto de Milán,  porque  generó “complicidad cívica y urbana” y les permitió comprobar, “felizmente”, que “las preocupaciones cotidianas son globales”.
La directora de gabinete del Delegado de Coordinación Territorial y Cooperación Público-Social del Ayuntamiento de Madrid, Edurne Irigoien, coincidió en la valoración positiva del Pacto de Milán, porque a su juicio ha proporcionado “envoltura y coherencia a las políticas del Ayuntamiento de Madrid, que están demasiado parceladas”. Según Irigoien, también ha permitido que la institución se sume a las acciones que “los movimientos sociales llevaban haciendo años”. “La sociedad civil aporta innovación política” y tiene “más capacidad de reacción que los Gobiernos”, afirmó.
Por parte de FAMSI, Manuel Redaño compartió uno de los proyectos que ha impulsado, dedicado a reducir el desperdicio de comida. Esta iniciativa ha supuesto una acción conjunta en la que han participado el Ayuntamiento, la comunidad educativa y las empresas.
Nelson Fernández, de la Intendencia de Montevideo, compartió la labor de la Coalición Latinoamericana y Caribeña de Ciudades contra el Racismo, la Discriminación y la Xenofobia, dirigida a crear políticas públicas para atajar la discriminación por raza, etnia y orientación sexual. Para ello, ha trabajado conjuntamente con Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (CGLU) y el Foro de las Violencias Urbanas de Madrid.
Madrid presentó MARES, un proyecto de transformación urbana a través de la economía social y solidaria, que busca fomentar iniciativas productivas y cambiar la ciudad incidiendo en cinco sectores: movilidad, alimentación, reciclaje, energía y cuidados.
Finalmente, se presentó la experiencia de las ciudades de Hospitalet de Llobregat y Mollet del Vallés, como integrantes de la iniciativa URBACT, un programa europeo de intercambio y aprendizaje que promueve el desarrollo urbano sostenible e integrado. Engloba a 550 ciudades, 29 países y 7000 agentes locales activos. Con la financiación conjunta de la Comisión Europea (Fondos Europeos de Desarrollo Regional) y los Estados Miembros, URBACT facilita que las ciudades europeas trabajen de forma conjunta en el desarrollo de soluciones efectivas y sostenibles para los principales desafíos a los que se enfrentan, compartiendo buenas prácticas y la experiencia adquirida e integrando dimensiones económicas, sociales y ambientales.[:]

Noticias relacionadas

Share This
Ir al contenido