NOTICIAS

[:es]Alrededor de 8,8 millones de brasileños tuvieron que migrar de forma involuntaria entre el 2000 y el 2017, según investigación[:]

[:es]

Madrid, 12 de marzo de 2018 (ANCI).- El desplazamiento forzado interno en Brasil debido a desastres naturales, violencia sistemática y proyectos de desarrollo constituye una de las problemáticas más invisibilizadas del país, según la investigación “Migrantes invisibles: la crisis del desplazamiento forzado en Brasil” realizada por el Instituto Igarapé.

“A pesar del alto impacto sobre la vida y el bienestar de los brasileños, poco se sabe sobre el alcance y la escala de las personas forzadas a desplazarse involuntariamente en el país. Brasil no posee ningún tipo de repositorio orientado a la centralización y sistematización de datos sobre el desplazamiento forzado. Esto contribuye a que las respuestas gubernamentales al fenómeno -tanto en lo que se refiere a la formulación de normativas como a la implementación de políticas públicas- sean insuficientes”, dice el informe.

En ese sentido, la investigación mapea la distribución temporal y espacial de los flujos de migración forzosa en Brasil entre enero del 2000 y diciembre del 2017 con el objetivo de rellenar esa laguna informativa. Para ello, la investigación se nutre de datos obtenidos a través de la Ley de Acceso a la Información (LAI, por sus siglas en portugués), informes, entrevistas y reuniones con representantes de organización envueltas, directa o indirectamente, con la migración involuntaria. Además, se ha consultado a instituciones financieras, bancos de desarrollo, entidades de la sociedad civil, empresas (públicas y privadas), ministerios y secretarías generales del Gobierno.

El estudio concluye que, por lo menos, 8,8 millones de personas tuvieron que migrar de manera forzosa en el periodo evaluado. En el informe se recogen cuatro categorías: refugiados, violencia, desarrollo y desastres (tanto naturales como provocados), si bien la gran mayoría de los desplazados forzosos (6,4 millones) entran dentro de la última. Los movimientos involuntarios derivados de los proyectos de desarrollo son la segunda causa (1,2 millones), mientras que la violencia en los espacios rurales forzó el desplazamiento de 1,1 millones de personas.

El informe está estructurado en dos secciones. La primera señala la tipología para definir las formas de desplazamiento involuntario que afectan a Brasil, así como la metodología empleada para la recolección de los datos. También incluye el panorama de la migración forzada en el país, un breve análisis de los datos cuantitativos sobre los refugiados (alrededor de 10.000) y otro sobre las personas desplazadas debido a las tres primeras categorías señaladas anteriormente. En la segunda parte se subrayan los principales desafíos normativos y prácticos para la implementación de una política inclusiva para lidiar con la problemática, las conclusiones y una serie de propuestas para aumentar la eficacia de las políticas públicas en esta materia. ANCI

[:]

Noticias relacionadas

Share This
Ir al contenido