LA LABOR DE UCCI

Comité sectorial de igualdad

Igualdad y desarrollo social

El Siglo XXI registra el mayor protagonismo de la mujer en todos los sectores de responsabilidad política y social a nivel mundial. La presencia de la mujer en los parlamentos, los gobiernos y las municipalidades es cada vez más evidente e irá creciendo hasta alcanzar niveles muy destacados.

La UCCI, sensible a estas inquietudes, aprobó en la IX Asamblea Plenaria (Río de Janeiro, julio 2000) la constitución del Comité de Igualdad de Oportunidades como un foro estable que, con carácter permanente, permita el debate sobre ideas e intercambios de experiencias llevados a cabo en las ciudades miembros de la Unión en el tema de la mujer, con el objeto de fomentar su acceso a una educación más completa, de desarrollar programas de formación especializada, de incentivar la formación y la creación de puestos de trabajo, de apoyar el asociacionismo femenino y, en definitiva, contribuir a la promoción de la mujer en la sociedad, en la política y en la economía.

Encuentro  Celebración Documentos
I Comité de Igualdad Tegucigalpa (2001) Ver acta
II Comité de Igualdad La Habana (2004) Ver acta
III Comité de Igualdad Ciudad de Panamá (2006) Ver acta
IV Comité de Igualdad Quito (2007) Ver acta
V Comité de Igualdad Ciudad de México (2008) Ver acta
VI Comité de Igualdad Montevideo (2010) Ver acta
VII Comité de Igualdad La Paz (2012) Ver acta
VIII Comité de Igualdad Andorra (2013) Ver acta
IX Comité de Igualdad Santo Domingo (2015) Ver acta
X Comité de Igualdad Bogotá (2019) Ver acta
Las principales conclusiones y acuerdos adoptados en estas reuniones son:

Los Gobiernos locales deben favorecer el desarrollo de políticas, programas y acciones para eliminar todas las formas de discriminación que se den en nuestras ciudades por razón de raza, sexo, religión, etnia, opinión, edad, opción sexual, nacionalidad o cualquier otra circunstancia personal o social.

Hoy en día las mujeres conforman el colectivo discriminado de mayor relevancia: en primer lugar, porque suponen el mayor porcentaje de población, pero además porque representan también un amplio porcentaje de la población de los colectivos afectados (por alguna de las causas citadas) y son quienes en mayor medida padecen exclusión social y económica en la sociedad.

La Igualdad debe constituir un objetivo transversal de todas las políticas y acciones que se emprendan desde los Gobiernos locales. El éxito de un Plan de Igualdad de Oportunidades estará garantizado exclusivamente si en su concepción y ejecución se implican todas las áreas municipales. Asimismo, es fundamental la colaboración y participación del resto de las Administraciones Públicas, de las asociaciones de mujeres, el sector académico, las organizaciones no gubernamentales que trabajan sobre la materia, las instituciones privadas, los consejos vecinales y la ciudadanía en su conjunto.

La desigualdad en las ciudades es estructural, multidimensional y compleja, por lo que se requiere el diseño y puesta en marcha de políticas integrales, con enfoque de derechos, perspectiva de género y participación ciudadana.

Ir al contenido