NOTICIAS

La UCCI intensifica su apuesta por una recuperación sostenible colaborativa

La Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas (UCCI) clausuró el proyecto ‘Acción climática: herramientas para la una recuperación sostenible y colaborativa’, un Proyecto de Cooperación Técnica de la UCCI en conjunto con ICLEI – Gobiernos Locales por la Sostenibilidad, y que fue liderado por Buenos Aires con Barcelona y Bogotá como ciudades asociadas.

Dentro del marco de este proyecto, se realizaron distintos encuentros entre las ciudades miembro durante el segundo semestre de 2021, con el objetivo de aportar conocimiento para la mejora de las políticas públicas de acción climática que permita a los tomadores de decisiones de las ciudades aumentar su capacidad de respuesta frente a los desafíos del cambio climático, y con base en los principales procesos y compromisos globales sobre sustentabilidad urbana.

La directora general de Relaciones Internacionales y Cooperación, además de coordinadora, de la UCCI, Carolina Cuenca, afirmó durante el seminario de clausura del proyecto que el coronavirus “nos dejó la enseñanza de la importancia que tienen nuestras áreas internacionales y logró vincular la agenda verde a la pandemia”. “Intensificar el intercambio entre las ciudades miembros del proyecto nos permitió compartir experiencias y desafíos en torno a nuestra acción climática. Fue un año muy importante y de acciones muy concretas para nuestra agenda”, añadió Carolina Cuenca.

En el contexto de esta iniciativa, se desarrollaron tres ‘Diálogos por las agendas climáticas de las ciudades iberoamericanas’ en los que participaron responsables políticos y funcionarios públicos representantes de las áreas de Espacio Público e Higiene Urbana, Transporte y Obras Públicas, Finanzas, Datos Abiertos, Cambio Climático y Sostenibilidad, Ambiente, Cooperación Internacional y Relaciones Internacionales de las ciudades de Buenos Aires, Barcelona y Bogotá. El primero de los diálogos versó sobre la gobernanza e internacionalización de la agenda climática; el segundo, se centró en las diferentes estrategias participativas para la agenda climática a nivel local; y el tercero puso el foco en los distintos mecanismos de financiamiento para la acción climática en centros urbanos.

Las ciudades, primera línea de acción contra el desafío climático

Durante el primero de los diálogos, se concluyó que es “fundamental” para las ciudades intercambiar marcos globales de sostenibilidad que puedan insertarse de manera transversal en “ambiciosos proyectos y políticas locales”. Además, se valoró que para paliar la actual crisis climática se necesita promover las acciones locales que pongan fin a procesos de urbanización desorganizados. Asimismo, se planteó mejorar las metodologías para que la ciudadanía pueda efectuar el seguimiento de los indicadores de los Planes de Acción Climática en plataformas de datos abiertos.

Por otra parte, se profundizó en el diseño e implementación de la política climática local dentro del diálogo enfocado en las estrategias participativas para la agenda climática a nivel local. En este sentido, se consideró de relevancia comprender cómo se articulan los sectores sociales y económicos locales con los procesos participativos existentes del territorio. Las administraciones públicas locales desempeñan un rol central en promover los consensos y las articulaciones políticas, son quienes mejor conocen los problemas, los actores y recursos del territorio.

Finalmente, el tercer conversatorio puso de manifiesto que uno de los principales retos de las ciudades es el acceso a fuentes de financiamiento dedicadas a proyectos de desarrollo sostenible para el cumplimiento de objetivos de las agendas climáticas globales. Aquí se avanzó para mejorar la relación entre gobiernos locales con posibles inversores en aras de trabajar en el desafío verde.

De la COP-26 a las agendas climáticas locales

En el seminario final con motivo de la clausura del proyecto, se organizó un coloquio para hacer un balance posterior a la COP-26, cuyos objetivos fueron alinear los aprendizajes de la cumbre climática con los desafíos de las agendas locales; y revisar las acciones locales e identificar nuevos ejes estratégicos a priorizar para la acción climática de las ciudades iberoamericanas. La líder regional de United Nations Climate Champions Teams para COP-26, Daniela Lerario, aseguró durante la apertura del seminario que es “importante” la estrategia entre ICLEI y UCCI para hacer “un llamado de atención imperativo”, porque “si no actuamos ahora, hay un riesgo mayor en el que todos seremos inexorablemente afectados”.

La jefa de gabinete de la Subsecretaría de Higiene Urbana y Espacio Público del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Alejandra Pérez Nella, enfatizó en que “venimos tomando decisiones con base en el efecto invernadero desde hace muchos años”. Además, expresó que trabajan para tener “mejor calidad de datos y que las políticas se basen en evidencias”. Como representante en materia de Relaciones Internacionales de Barcelona como ciudad miembro de la UCCI en el proyecto, el director de esta área en el consistorio barcelonés, Felip Roca, explicó que “al olmo de la COP-26, le tenemos que aplicar un poco de biotecnología para que sea más multilateral y multinivel”. “A nivel internacional las ciudades tienen un prestigio indiscutido, pero al mismo tiempo tenemos la sensación de que hemos ganado el relato y, sin embargo, no hemos ganado los espacios institucionales”, detalló el director de Relaciones Internacionales del Ayuntamiento de Barcelona.

La subdirectora de Proyección Internacional de la Alcaldía Mayor de Bogotá, Andrea Laverde, aseveró que desde la capital colombiana “se valoran intercambios de aprendizajes entre ciudades, como lo es esta iniciativa”. Y es que, según Laverde, Bogotá está muy interesada en profundizar este esquema de trabajo y darle continuidad en el tiempo, para “avanzar en acciones de capacitación técnica y de intercambio de conocimiento entre las ciudades del proyecto”.

Noticias relacionadas

Share This
Ir al contenido